logo

Testigo de la resurrección

El único sacrificio que Dios ha aceptado por el pecado humano es el sacrificio de Jesús. Y el proclamó su aceptación de este sacrificio en resucitar a Jesús de la muerte al tercer día.

El Apóstol Pablo hace referencia a más de 500 testigos quienes se encontraron con Jesús después de Su resurrección, y muchos de ellos vivieron más de 25 años después. (1.Corintios 15,6). Aun mas personas fueron testigos de Su muerte, incluyendo los Romanos quienes se encargaron de la crucifixión.

bilde

Después de la resurrección, Jesús dijo a sus discípulos "Cuando todavía estaba yo con ustedes, les decía que tenía que cumplirse todo lo que está escrito acerca de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras. Esto es lo que está escrito: que el Cristo padecerá y resucitará al tercer día, y en su nombre se predicarán el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones... Ustedes son testigos de estas cosas.” (Lucas 24, 44-48)

Tomas, uno de los doce, no estuvo con los discípulos la primera vez que Jesús vino a ellos después de la resurrección. "Así que los otros discípulos le dijeron: ¡Hemos visto al Señor! Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré repuso Tomás. Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó. ¡La paz sea con ustedes! Luego le dijo a Tomás: Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe. ¡Señor mío y Dios mío! exclamó Tomás. Porque me has visto, has creído le dijo Jesús; dichosos los que no han visto y sin embargo creen.” (Juan 20, 24-29)